miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cómo vivieron los salaf: hospitalidad y uso compartido



Cómo vivieron los salaf: 

hospitalidad y uso compartido 


Muhammad Ibn Ziad dijo: «Conocí a [algunos de] los Salaf. Ellos vivían en un edificio con sus familias. Uno de ellos podría recibir a invitados, y la olla de otro podría estar sobre el fuego (con comida siendo cocinada). El anfitrión tomaba la olla para servir a su invitado, y el dueño de la olla encontraba que esta no estaba y preguntaba: “¿Quién ha tomado la olla?” El anfitrión contestaba, “La hemos tomado nosotros para nuestro invitado.” El dueño decía, “Que Allah la bendiga para vosotros,” o algo similar». Baqiah (uno de los narradores) dijo, «Muhammad dijo, "Y lo mismo ocurría cuando ellos horneaban el pan; y tenían tan sólo una pared de cañas separándolos en aquel tiempo”». Baqiah añadió: «Y recuerdo ver aquellos tiempos con Muhammad Ibn Ziad y sus amigos».

Al-Bukhari, Al-Adab Al-Mufrad. Sheikh Al-Albani (Sahih Al-Adab Al-Mufrad p. 268) dijo que la cadena de esta narración es sahih.


Traducido del Ingles por Ummu Abderahman al Andalussia

Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2009/10/como-vivieron-los-salaf.html
Fuente en inglés: http://www.sayingsofthesalaf.net/hospitality-and-sharing-how-the-salaf-lived/


martes, 17 de diciembre de 2013

Al umbral del conocimiento



Al umbral del conocimiento

بسم الله والحمد لله والصلاة والسلام على رسول الله ، وبعد

Es relatado de ‘Abdullah ibn ‘Abbas – رضي الله عنهما (que Allatrh esté complacido con ellos) – que él dijo:


«Después de que el Mensajero de Allah – ﷺ (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) – falleciera, dije a un hombre de los Ansar, “Venga, vayamos a preguntar [y aprender de] los Compañeros del Profeta ﷺ, ya que ellos son muchos en número hoy. Él contestó, “Me sorprende usted Ibn ‘Abbas, ¿realmente piensa que la gente le necesita a usted cuando hay tantos Compañeros del Profeta ﷺ?”. Así que él no se implicó en este esfuerzo, pero yo me ocupé por mí mismo de preguntar [a los Compañeros sobre cuestiones]. Si yo oía que un hadiz estaba siendo relatado por un hombre, yo iba a él y si él estaba haciendo su siesta del mediodía yo me recostaba sobre mi ropa y dormía fuera mientras le esperaba, con el viento soplando el polvo en mi cara. ¡El hombre salía [para el Dhuhr] y me veía en aquel estado, y él exclamaba, “¡Oh, sobrino del Mensajero de Allah! ¿Qué le ha traído hasta aquí? ¡Usted debería haberme llamado a mí y yo habría venido a usted!". Yo dije: "Mejor dicho, yo debería venir a usted [para buscar conocimiento]". Yo le preguntaba entonces sobre el hadiz que oí. El hombre [a quién al principio invité para buscar conocimiento conmigo] permaneció como estaba, y cuando vio cómo la gente se reunía en torno a mí [para buscar conocimiento] él dijo: "Efectivamente, este hombre joven fue más inteligente que yo."


Al-Darimi, Al-Sunan Vol. 2, p. 129.



Traducido del ingles por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2009/10/en-el-peldano-del-conocimiento.html

Fuente en inglés: http://www.sayingsofthesalaf.net/at-the-doorstep-of-knowledge/

Un penique que vale treinta y tres



Un penique que vale treinta y tres

بسم الله والحمد لله والصلاة والسلام على رسول الله ، وبعد


Ka’b Al-Ahbar – رحمه الله  (que Allah tenga misericordia de él) – dijo:

«Fornicaría treinta y tres veces antes que consumir un dirham de la usura mientras Allah sabe que lo consumí como usura a sabiendas».


Al-Mundhirî declara en Al-Targhîb wa Al-Tarhîb, “Relatado por Ahmad a través de una cadena buena". Clasificado sahih por Al-Albani en Sahîh Al-Targhîb wa Al-Tarhîb Vol. 2 p178.


Traducido del Ingles por Ummu Abderahman al Andalussia
Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2009/10/un-penique-digno-de-treinta-y-tres.html

Fuente en inglés: http://www.sayingsofthesalaf.net/a-penny-worth-thirty-three/

lunes, 2 de diciembre de 2013

Los fabuladores-predicadores (cuentacuentos)


Los fabuladores-predicadores

 (Cuentacuentos)

Es narrado que Abu Qilaābah – que Allah tenga misericordia de él – dijo:

Son los predicadores-cuentistas (Al-qusās) solamente quiénes han matado el conocimiento. Un hombre escucha a un cuentista durante un año sin que realmente aprenda algo que dure, mientras que un hombre que se sienta con un sabio durante una hora aprende lo que durará y le beneficiará antes incluso de que se levante.

Abō Nu’aym, Hilyatu Al-Awliyā` 2:287.

Traducido del inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/
Referencia en inglés: http://www.sayingsofthesalaf.net