lunes, 25 de junio de 2012

El Hambre de los Salaf y Sus Méritos





El Hambre de los Salaf y Sus Méritos

Es narrado de Ibn Sîrîn – que Allah tenga misericordia de él – que un hombre le dijo una vez a Ibn ‘Umar – Allah esté complacido con él:

"¿Podemos ofrecerte algo de Yawârish?" El resplicó, “¿Y qué es Yawârish?” El hombre respondió, “Es algo que te ayudará a digerir la comida si te has llenado demasiado.” Ibn ‘Umar dijo, “No me he llenado comiendo desde hace cuatro meses – no porque no pudiera encontrar comida, sino porque he vivido con gente quienes solían comer hasta llenarse a veces y pasar hambre otras."

Abu Dawud, Al-Zuhd artículo 325.


Es narrado que Al-Hasan Al-Basri – Allah tenga misericordia de él – dijo:

Por Quien en cuya Mano está mi alma, he vivido entre personas que nunca ordenaban que la comida fuera preparada para ellos mismos, si (la comida) era presentada para uno de ellos, él la comía, de otro modo, el estaría en silencio; y no le importaría si esta estaba caliente o fría.

Abû Nu’aym, Hilyatu Al-Awliyâ` 6:270.


También es narrado que él dijo:

Por Allah, he vivido entre personas que cuando tomaban su almuerzo, si ellos estaban apunto de llenarse, paraban de comer.
Ibid.


Es narrado que Al-Fudayl b. ‘Ayyâd – que Allah tenga misericordia de él – dijo:

Dos cosas endurecen el corazón, hablar demasiado y comer demasiado.
Ibn Hibbân Al-Bustî, Rawdatu Al-’Uqalâ` p45, Matba’ah Al-Sunnah Al-Muhammadîyah 1949.


Es narrado que Malik b. Dinar – que Allah tenga misericordia de él – dijo:

No es apropiado para un creyente que su vientre se convierta en su mayor preocupación, o que sus deseos le dominen.
Ibn Abî Al-Dunyâ, Al-Jû’ (El Libro del Hambre) artículo 105.


Es también narrado que él dijo:

Quienquiera que controla su estómago controla todos sus hechos buenos.
Ibid. artículo 99.


Es narrado que los Tabi’í (Sucesor) ‘Uqbah b. Wassâj – Allah tenga misericordia de él – fué una vez a un convite de bodas donde muchos tipos de platos fueron ofrecidos y la gente comenzó a probar un plato tras otro. El comenzó a llorar, y dijo:

“Encontré la primera parte de esta Ummah temiendo todo esto para ellos mismos." Y él comió solamente de un plato.

Ibid. artículo 261.


Es narrado que Muhammad b. Sîrîn – que Allah tenga misericordia de él – dijo:

Un hombre de los Compañeros del Profeta – las alabanzas y paz de Allah sean con ellos – iba algunas veces tres días sin encontrar nada para comer, entonces el asaba alguna piel de animal y comía eso. Si él no encontraba absolutamente nada, se [ataba] una roca a sí mismo para enderezar su espalda.
Ibid. artículo 61.


Traducido del inglés al castellano por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Referencia en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/http://dichosdesalaf.blogspot.com/
Texto en inlés: http://www.sayingsofthesalaf.net/index.php/the-hunger-of-the-salaf-and-its-merits/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada