jueves, 19 de mayo de 2011

Consejo desde la Biografía de Sufyan az'Zawri rahimahu Allaah




Consejo desde la Biografía 

de Sufyan az'Zawri rahimahu Allaah


El Imam Sufyan (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Sea sincero en todo momento y en todo lugar. Manténgase alejado de la mentira y del engaño, y no se siente junto a los mentirosos y estafadores, pues todos los actos son pecados.

Mi hermano, tenga cuidado de no alardear, ya sea de palabra o de hecho, pues alardear es Shirk de sí mismo (Shirk comienza por asociar compañeros con Allah en la adoración).

No presuma, incluso por una buena acción no es elevada (hasta el cielo) si trae arrogancia en ella.

Tome su religión sólo de aquel que es sincero y está compasivamente preocupado por su orientación religiosa. El ejemplo de un estudioso que no está preocupado por su propio bienestar religioso es el de un médico enfermo: Si no puede tratar su propia enfermedad ... entonces, ¿cómo puede un hombre tratar las enfermedades de los demás ...? Del mismo modo, si uno no está preocupado por su propio bienestar religioso, entonces ¿cómo puede estar preocupado por el bienestar religioso de los demás?

Mi hermano, su religión no es más que su carne y sangre (es decir, Usted debe estar preocupado por su bienestar religioso, porque si no lo está, es su carne y sangre los que pagarán la pena por el castigo de Allah ). Grite de preocupación de su alma y tenga misericordia de ella, y si usted no tiene piedad de ella, entonces la misericordia no se mostrará a la misma.

Siéntese sólo en compañía de quien le aconseja pocos deseos de este mundo y le invita a poner sus esperanzas en el Más Allá. Tenga cuidado de no sentarse con gente del mundo que hablan constantemente de los asuntos mundanos, tales personas arruinarán su bienestar religioso y corromperán su corazón.

Recuerde la muerte con frecuencia, y al igual que con frecuencia pedimos a Allah que nos perdone por nuestros pecados pasados.

Pida a Allah que le mantenga a salvo (seguros del mal, de enfermedades peligrosas, de las pruebas y tribulaciones, etc) para el resto de su vida.

Mi hermano, desarrolle un buen carácter y nobles modales.

No actúe en contra de la Yama-ah (el cuerpo general de los musulmanes), pues la bondad y la seguridad son las consecuencias de estar en armonía con la Yama-ah.

Una persona que se esfuerza constantemente por este mundo es como una persona que construye una casa y destruye a otra (porque basa la prosperidad para sí mismo en este mundo, mientras que destruye todas las posibilidades de llegar a ser próspero en la otra vida).

De consejo sincero a todo creyente que le haga una pregunta sobre su religión.Y no oculte un buen consejo para alguien que le pregunta acerca de un asunto que lleva a la complacencia de Allah (alabado y glorificado sea).

Si usted ama a su hermano (musulmán) por la causa de Allah, dele generosamente de sí mismo y su riqueza.

Manténgase lejos de los argumentos, las riñas y disputas, de lo contrario, se convertirá en un malhechor, un transgresor, y un impostor.

Sea paciente en todo momento y en todo lugar , pues la paciencia lleva a la justicia y la rectitud lleva al Paraíso. No se enoje y enfurezca, pues las dos emociones conducen a la maldad y la maldad lleva al Infierno.

No discuta con un erudito, para que al final llegue a odiarlo. La posibilidad de visitar a los eruditos (y aprender de ellos) es una bendición, y alejarse de ellos significa que uno está llevando sobre sí la ira de Allah (alabado y glorificado sea). En verdad, los eruditos son los tesoreros de los Profetas (alayhumus salaam) y también son sus herederos.

Aléjese de los placeres mundanos y las cosas (hasta cierto punto), y, en consecuencia, Allah le permitirá ver las faltas y defectos de este mundo. Sea un hombre de Wara "(aquel que abandona todas las dudas y algunas cosas legales porque teme que estas cosas le van a conducir a lo que está prohibido en el Islam), y (en el Día de la Resurrección) Allah hará que su período de rendición de cuentas sea más fácil para usted .

Deje muchas de las cosas sobre las que usted está dudoso, y sustitúyalas por las cosas sobre las que no tenga dudas, y usted, en consecuencia, permanecerá a salvo: Entonces, por preservar la duda con certeza, se mantendrá a salvo en su religión.

Encomiende el bien y prohíba el mal - Así pues, usted se volverá querido por Allah. Desprecie a quienes hacen el mal, y ahuyente a los demonios (independientemente de que sean seres humanos o los yinns).

Si usted quiere llegar a ser fuerte (en la fe) ... entonces sea exultante sólo un poco y ría sólo un poco cuando usted consiga algo que desee de este mundo. Concéntrese en trabajar para la otra vida, si usted hace eso, Allah es suficiente para usted con respecto a sus preocupaciones mundanas ....

Pida a Allah para la seguridad (tanto en su asuntos religiosos y mundanos). Si desea algo para su otra vida - tal como caridad - entonces usted mismo aplíquelo en hacerlo rápidamente antes de que Shaytaan (el diablo) debilite su determinación y por lo tanto le impida hacerlo.

No sea gran comedor, por lo que usted trabaje menos de lo que coma, por que es mal visto (en el Islam). No coma sin una intención, y no coma cuando no tenga hambre. Y no llene el estómago constantemente hasta que se convierta en un cadáver y no haber recordado a Allah mientras estaba vivo (pero en lugar de haber sido afectado por la comida a su plena y por el cumplimiento de sus deseos).

Disminuya en la frecuencia con la que usted cae en el error, acepte la disculpa (de los que le traicionaron), y perdone a la persona que le traicionó.

Sea el tipo de persona de la que la gente en general espera cosas buenas y de cuya gente mala se sienten a salvo.

No odie a nadie que obedezca a Allah, y sea misericordioso a la vez con las personas en general, y hacia aquellos con los que están bien informados (o ambos tanto alas masas en general de los musulmanes como a las personas de gran prestigio en la sociedad).

No corte los lazos de parentesco (es decir, no corte las relaciones con los miembros de la familia y parientes), y una los lazos con aquellos que los han separado de ti. Perdone a aquellos que le traicionaron, y usted, como resultado, se convertirá en un compañero de los profetas y mártires.

No sea un visitante frecuente del mercado, pues la gente de allí (en su mayoría vendedores, compradores, pero algunos también) son lobos con piel de hombres. Los mercados son a menudo frecuentado por los demonios - demonios tanto de la especie humana y del tipo de los yinns. Al entrar en el mercado, se convierte en obligatorio encomendar el bien y prohibir el mal -, pero sabe que sólo verá el mal existente. Párese a un lado del mercado y diga en voz alta: "Doy testimonio de que nadie tiene el derecho a ser adorado sino Allah, Él no tiene pareja, el dominio de todo lo que existe pertenece a él. Es digno de toda alabanza. Él es Quien da la vida, y Él es quien causa la muerte. Toda la bondad está en sus manos, y él está sobre todas las cosas capaces. No hay ni fuerza ni poder excepto en Allah, el Altísimo, el Poderoso.”

No entre en disputas con gente del mundo sobre sus cosas mundanas, y, en consecuencia, Allah os amará, y la gente de la tierra os amarán.

Y sea humilde .... Cuando esté sano, haga buenas obras, y se le concederá la seguridad y la salud (física y espiritualmente) desde arriba.

Sea una persona que perdona, y obtendrá lo que desea. Sea una persona misericordiosa, y todas las cosas serán misericordiosas con usted.

Mi hermano, no permita que sus días, noches y horas sean desperdiciadas por la falsedad. Gaste su tiempo en sí mismo - para el Día de la Sed (Día de la Resurrección). Mi hermano, su sed no se apaga en el Día de la Resurrección a menos que el Misericordioso esté contento con usted, y usted no logrará su buena voluntad a menos que sea obediente a él. Realice muchas buenas acciones voluntarias, ya que tendrán el efecto de llevarle más cerca de Allah.

Sea generoso, y sus faltas serán cubiertas, y Allah hará más fácil para usted el momento de rendir de cuentas (en el Día de la Resurrección), así como los horrores (que se llevará a cabo en ese día).

Lleve a cabo muchas obras buenas, y Allah le hará sentirse feliz y en paz en su tumba. Manténgase alejado de todos los actos prohibidos, y por lo tanto gustará la dulzura de la fe (Iman). Siéntese en compañía de las personas justas y piadosas, y Allah hará bien para usted los asuntos de su religión. Y en los asuntos de su religión, consulte a los que teman a Allah. Apresúrese a realizar buenas acciones, y Allah le protegerá de desobedecerle.

Recuerde a Allah con frecuencia, y, en consecuencia, Allah le hará menos deseoso de este mundo (de sus placeres y posesiones). Recuerde la muerte, y, en consecuencia, Allah hará que sus asuntos mundanos más fáciles para usted. Anhele el paraíso, y, en consecuencia, Allah le ayudará a obedecerle. Tema del fuego del infierno, y, en consecuencia, Allah hará que sea más fácil para usted soportar las dificultades de esta vida. "


Transcrito a partir de: La Biografía de Sufyan Az-Zawri, Págs.176-181
Compilado por: Salaahud-Din ibn ‘Ali ibn ‘Abdul-Mauyud
Del Inglés al Castellano por: Hayat al’andalusia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada